Introducción
Utilización de la Información
Puntos de Interés Ornitológico
Especies de Interés
Créditos
 Introducción Utilización de la
Información
Mapa PIOP Listado PIOP Especies de
Interés
Créditos
 Fotos Información Descargar Situación en el Mapa
 

Sierra de Santa Eufemia. El castillo de Miramontes

Santa Eufemia

Época/Franja horaria

Latitud

Longitud

Acceso

Equipo Óptico

 

38,60570016

 

-4,914304587

 

TODO EL DÍA

 Grupos de Aves Observables

 Rapaces Diurnas  Vencejos  Paseriformes Grullas  Rapaces Nocturnas      Garzas y Cigüeñas

 ¿Cómo llegar?

Para acceder a las ruinas del Castillo de Miramontes  es necesario llegar a Santa Eufemia por la N-502.  Entramos en el pueblo y nos desviamos a la izquierda en el cruce con la antigua carretera (CO-8407) de la estación de Belalcázar (fácilmente reconocible por la situación del conocido Bar-Hostal La Paloma de la localidad), conocida como Calle del Calvario

Una vez recorrido  aproximadamente 1 Km, nos  encontramos con otro camino  a la derecha que nos llevará  directamente al Castillo. Este camino es bastante escarpado y pedregoso, con  un recorrido de 1,5 Km y con pendientes entre el 14% y el 19%.

En cuanto a la elección del mejor medio de transporte para subir, podemos optar por hacerlo a pie, en bicicleta o incluso en coche. Si optamos por el camino a pie hay que tener en cuenta que tiene una dificultad media-alta debido al terreno abrupto y a las empinadas pendientes. Igual ocurre si elegimos la bicicleta, se recomienda que sea de montaña debido a las condiciones del terreno. Como última opción para llegar a las ruinas del Castillo tenemos el coche, que se aconseja que sea 4X4 para facilitar la subida.

El acceso en bicicleta o a pié puede realizarse desde Santa Eufemia.

Descripción del PIOP

El paisaje es claramente de monte mediterráneo, en el que podemos observar diferentes especies características como son las encinas, enebros, brezos o coscojas.

Debido a la altitud (800m) nos podemos deleitar con las impresionantes vistas, contemplando por un lado prácticamente la totalidad de Los Pedroches (Córdoba) y por otro lado el Valle de Alcudia (Ciudad Real), observando así un claro cambio de la orografía entre ambas zonas colindantes.

En cuanto a la avifauna presente, entre las rapaces podemos destacar la presencia de una colonia residente de Buitres leonados, aunque también es un lugar de paso de un gran número de especies como el Águila real,  Águila perdicera , Águila calzada, Águila culebrera, Buitre negro , Alimoche común, Cernícalo vulgar, Azor común y otras aves planeadoras como Cigüeñas blancas y negras, además de infinidad de paseriformes como la Collalba negra, Roquero solitario, Chova piquirroja, Cuervo, Petirrojo, Carbonero común y Curruca cabecinegra.

También podemos destacar el paso de grandes bandos de Grullas comunes que abandonan Los Pedroches, dirigiéndose hacia el norte a finales de marzo.

Además  de la gran biodiversidad ornitológica que podemos observar desde lo alto de las ruinas del Castillo Miramontes, con suerte también podremos encontrarnos con algunas especies características de la fauna terrestre como Corzos, Ciervos y Jabalíes.

 

 Con otra óptica…El castillo de Miramontes

Una vez en el castillo, te invitamos a recorrer  palmo a palmo la zona y empaparte con la historia viva que rodea tal fortaleza.  De construcción árabe se piensa que pudo ser un antiguo castro prerromano convertido en castillo en el S. XI. Posteriormente fue conquistado por cristianos en el S.XII, a las órdenes de Alfonso VII, que le otorgaron el nombre de Santa Eufemia, que es como se conoce a la población que surge a sus pies. En el siglo XIII, debido al aumento de bandoleros en la zona  que entorpecían la comunicación entre Andalucía y Castilla La Mancha, se entregó a Don Fernando Díaz Carrillo, primer señor de Santa Eufemia, para que lo reedificará y acabará con el pillaje.

A lo largo de toda su historia se ha tenido que reconstruir varias veces, siendo destruido totalmente en el año 1478, posiblemente por orden de los Reyes Católicos para detener el afán expansionista de sus herederos: los Mejía Carrillo.

Su estado actual es ruinoso, aunque se conservan restos como la torre del homenaje, restos de otras torres, algunas murallas, un aljibe y una gran cantidad de restos de la convivencia entre señores y sirvientes.

Es curioso poder aunar la historia con el mundo de la ornitología y poder observar así, aves en el mismo lugar donde se libraron infinidad de guerras y batallas que siempre permanecerán en la historia natural del pueblo de Santa Eufemia.


Especies de interés:

Águila real,  Águila perdicera, Águila calzada, Águila culebrera, Buitre negro, Alimoche común, Cernícalo vulgar, Azor común, Cigüeña blanca, Cigüeña negra, Collalba negra, Roquero solitario, Chova piquirroja, Cuervo, Petirrojo europeo, Carbonero común, Curruca cabecinegra, Grulla común.  

 

Muy cerca de aquí...Ermita de Santa Eufemia (Santa Eufemia). 

Esta Ermita se encuentra enclavada en un magnífico paisaje de dehesa. La llegada se realiza atravesando la finca "El Donadio". El paraje es de singular belleza, pues el rio Guadalmez nos deleita con el correr de sus aguas. Se dan cita en esta zona aves interesantes como Garzas reales, Martín pescador y rapaces como el Buitre leonado, el Buitre negro o el Águila perdicera. Es un buen lugar para apreciar que las sierras colindantes con un matorral denso, difieren del componente de dehesa de Los Pedroches.